Parvovirosis canina

La parvovirosis canina es una enfermdedad muy contagiosa producida por un virus que afecta a cachorros (<8meses) y frecuentemente es mortal. Provoca gastroenteritis hemorrágica aguda y miocarditis.

Existe dos tipos de parvovirus:

– Parvovirus canino tipo 1 (CPV-1): no causa enfermedad entérica o es muy leve. Se ha asociado con neumonías y miocarditis en cachorros menores de 3 semanas. Además puede causar abortos en perras gestantes.

– Parvoviruosis canino tipo 2 (CPV-2): es el agente que causa la enteritis y miocarditis. Es parecido al virus de la panleucopenia felina.

Las razas más receptivas son el Doberman, Rottweiler, Pitbull y el Labrador. El Poodle y el Cocker Spaniel tiene menos predisposición que las demás razas. El virus se multiplica en células de división rápida, como en las células epiteliales intestinales, en el miocardio de cachorros, en el sistema linfoide y en los tejidos fetales.

Son muy resistentes en el medio; pueden durar hasta 6 meses a baja temperatura y en las heces.

parvovirosis 6¿Cómo se contagian los perros? Sobre todo por las heces; los perros eliminan gran cantidad del virus por las heces antes y durante el cuadro clínico (que aparece más o menos a los 6-10 días tras la exposición). Algunos eliminan el virus hasta 14 días tras los signos clínicos. La orina, los vómitos y la saliva son infectantes durante el cuadro clínico. La transmisión es fecal-oral: perros sanos se contagian al comer las heces de cachorros enfermos o infectados, o también por contacto con materiales contaminados con estas cacas (ropas, suelos, utensilios…). Es muy importante en criaderos, puesto que existe mucha densidad de cachorros.

¿Cuál es el cuadro clínico de esta enfermedad? Existen distintas presentaciones:

enfermedad intestinal: es la más común. El perro se encuentra apático, parvovirosiscon fiebre (40-41ºC). Presenta vómitos espumosos claros, con bilis o con sangre. Con diarrea muy exagerada: en un principio amarillo-grisácea, después con estrías de sangre, y en fases avanzadas totalmente hemorrágicas. Además el olor es muy característico y desagradable. El animal padece dolores abdominales y deja de comer, pierde peso y está deshidratado. A veces puede haber úlceras en la boca y un cuadro nervioso. En los casos graves, empeoran muy rápido por las infecciones secundarias (pueden morir en 1-5 días)

enfermedad miocárdica:

. aguda: < 2 semanas: a veces se producen muertes súbitas. Otras hay dificultad respiratoria (disnea), vómitos no productivos, mucosas pálidas, arritmias…

. subaguda: semanas o meses tras la infección. A la exploración observamos taquicardia con ritmo irregular, respiración acelerada, mucosas pálidas…. Generalmente mueren antes de los 6 meses

. crónica: en perros que han superado los cuadros anteriores, Existe un fallo cardíaco progresivo hasta los 2 años. Existe intolerancia al ejercicio. Puede haber muertes súbitas.

parvovirosisPracticamente es la primera enfermedad en la que pensamos cuando nos traen un perro que ha sido comprado en tienda o en criaderos, en los que existe mucha población de cachorros juntos y las medidas preventivas no son las adecuadas (pauta de vacunación “extraña”) o directamente no se realizan.

¿Cómo debemos tratarlo? Si tenemos lesión cardíaca, es irrecuperable. El tratamiento está enfocado a tratar el cuadro entérico pero es una enfermedad muy grave con pronóstico variable. Debemos mantener al cachorro a dieta de sólidos y líquidos orales y rehidratarlo intravenoso (se puede recurrir a una solución ringer o a un suero glucosado sumplementado con potasio). Tenemos que parar los vómitos con antieméticos como la metoclopramida, citrato de maropitant o fenotiacinas y tratar la diarrea con protectores gástricos como la ranitidina. También añadiremos antibioticos para prevenir las infecciones secundarias por bacterias y antiinflamatorios para disminuir los dolores.parvovirosis

Como hemos dicho, el virus es muy contagioso y resistente en el medio ambiente. Deberemos aislar al perro enfermo y limpiaremos exhaustivamente la zona donde haya estado (usar lejías y frotar enérgicamente).

Esta enfermedad entra dentro de la pauta de vacunación del perro.

Bibliografia

Sellon R. Canine Viral Diseases: Canine Parvovirus. En: Ettinger S, Feldman E. Textbook of Veterinary Internal Medicine. 6ª edition. Elsevier Saunders. Volumen 1. 2004. p. 646-647

Ford R. Infecciones víricas: Infección por parvovirus canino. En: Masson M. Medicina clínica del perro y el gato. Londres: Editorial Manson Publishing p. 82.